Artículo

FRIEDRICH NIETZSCHE

ASI HABLO ZARATUSTRA

ASI HABLO ZARATUSTRA

FRIEDRICH NIETZSCHE-ALEMAN

“Cuando Zaratustra tenía treinta años  abandonó su patria y el lago de su patria y marchó a las montañas. Allí gozó de su espíritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de hacerlo. Pero al fin su corazón se transformó, - y una mañana, levantándose con la aurora, se colocó delante del sol y le habló así: ¡Tú gran astro! ¡Qué sería  de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!”

Así inicia este gran libro, que es para todos y para nadie. Fue escrito en 1883 por el filósofo Alemán Friedrich Nietzsche. A diferencia de todos los escritos de éste autor, Zaratustra es una obra con un acercamiento al borde de lo narrativo. De estilo profético e incluso irónico – Trata de asemejar un estilo de Biblia -, con una secuencia temporal lineal, con diálogos y personajes… éste libro es una joya. Contiene en sí muchos de los postulados que Nietzsche trabajó en su carrera, con lenguaje simple y sin explicaciones abarca el amplio mundo de lo Nietzscheano; convirtiéndose en una experiencia enriquecedora, casi mística que da un gran impulso para adentrarse en todos los demás escritos – mucho más densos – que el filósofo tiene para ofrecer.

A continuación una parte de los grandes Consejos que brinda Zaratustra a los hombres…

“Para mí eres todavía un prisionero que se imagina la libertad: ay, el alma de tales prisioneros se torna inteligente, pero también astuta y mala. El liberado del espíritu tiene que purificarse todavía. Muchos restos de cárcel y de moho quedan aún en él: su ojo tiene que volverse todavía puro. Sí, yo conozco tu peligro. Mas por mi amor y mi esperanza te conjuro: ¡no arrojes de ti tu amor y tu esperanza!”

“El tú es más antiguo que el yo; el tú ha sido santificado, pero el yo, todavía no: por eso corre el hombre hacia el prójimo. ¿Os aconsejo yo el amor al prójimo? ¡Prefiero aconsejaros la huida del prójimo y el amor al lejano! Más elevado que el amor al prójimo es el amor al lejano y al venidero; más elevado que el amor a los hombres es el amor a las cosas y a los fantasmas”

“Vete a tu soledad con tu amor y con tu crear, hermano mío; sólo más tarde te seguirá la justicia cojeando. Vete con tus lágrimas a tu soledad, hermano mío. Yo amo a quien quiere crear por encima de sí mismo y por ello perece”

“¡Permanecedme fieles a la tierra, hermanos míos, con el poder de vuestra virtud! ¡Vuestro amor que hace regalos y vuestro conocimiento sirvan al sentido de la tierra! Esto os ruego y a ello os conjuro”

“Vosotros hombres superiores, esto es lo peor de vosotros: ninguno habéis aprendido a bailar como hay que bailar - ¡a bailar por encima de vosotros mismos! ¡Qué importa que os hayáis malogrado! ¡Cuántas cosas son posibles aún! ¡Aprended, pues, a reíros de vosotros sin preocuparos de vosotros! Levantad vuestros corazones, vosotros buenos bailarines, ¡arriba!, ¡más arriba! ¡Y no me olvidéis tampoco el buen reír!”

“A vosotros no os aconsejo el trabajo, sino la lucha. A vosotros no os aconsejo la paz, sino la victoria. ¡Sea vuestro trabajo una lucha, sea vuestra paz una victoria!”

Y muchas mejores líneas serán encontradas por aquél que tome el desafío de adentrarse en Zaratustra, la invitación está hecha.

GREGORIO HERRERA CHACANA

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios