Artículo

KENNETH COOK

PÁNICO AL AMANECER

PÁNICO AL AMANECER

KENNETH COOK-AUSTRALIANO

 

Siempre la playa es un ambiente extraordinario para leer con tranquilidad y tuve la suerte encontrar una clásica historia de autodestrucción, que para algunos despierta una curiosidad mórbida.

El relato corresponde al viaje de vacaciones del profesor primario John Grant, que se traslada de un pequeño pueblo rural Tiboonda hasta una pequeña ciudad Bundanyabba. En esta ciudad John llegando conoce a un corrupto policía, que una vez que le invita varias cervezas lo lleva hasta un casino ilegal de apuestas. John como buen principiante gana una cantidad que lo hace sentir un nuevo rico, pero una vez pasada esta experiencia empieza a perder todo lo ganado. Una vez pobre John deambula por el pueblo y conoce a un nuevo hombre alcohólico, que lo lleva a su casa. John cena y trata de seducir a la hija de su nuevo conocido, la borrachera no lo permite viviendo una circunstancia mas que vergonzosa.

Una vez que despierta John se encuentra en la casa de un Doctor o un practicante de la medicina, este lo droga y lo convence de salir junto a un par de mineros a una caza de canguros. En esta instancia John conoce toda la crueldad a la cual un ser humano puede llegar.

Los hechos se van sucediendo a través de que avanza el relato. En todo momento John es presa de sus vacilaciones producto de la falta de carácter  y el exceso de cervezas. En todo momento la historia esta cargada de miseria, crueldad, brutalidad que se podrían resumir como una panorámica depravación.

El ambiente de Australia es pasto fértil para este tipo de situaciones. Un calor de mas de 38 grados a la sombra, el aislamiento, la falta de mayores oportunidades para sus ciudadanos y la trilogía de bebida, juego y caza nos hacen recordar el Oeste Americano en sus inicios.

El libro lo leí en tres tramos y mantiene la curiosidad hasta el final. Quizás en estos tiempos ya no llamaría tanto la atención, pero si nos remontamos al contexto de un país subdesarrollado del año 1950, sin lugar a dudas que llama profundamente a una atenta reflexión

 

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios