Artículo

JAIME CASAS

EL MAQUILLADOR DE CADAVERES

EL MAQUILLADOR DE CADAVERES

JAIME CASAS-CHILENO

Sin lugar a dudas cuando uno lee y vuelve a recordar territorios conocidos, se encuentra con motivos de mucha emoción. El presente libro me recuerda cuando viví en la región de Aysén. Tuve la suerte de conocer Chile Chico, Cochrane, Puerto Guadal, Puerto Bertrand, Lago O’Higgins, entre otras varias localidades. No puedo olvidar los tres años que viví en Puerto Aysén y el año en que viví en Coyhaique. Pero vamos con el resumen del libro.

Pancho Veloso nació en Chile Chico, hijo de una pareja dueña de un incipiente negocio, como es el de instalar una funeraria de pueblo. Por razones de crecimiento personal y educativas Pancho fue enviado a estudiar a Coyhaique donde su tío abuelo. Hombre deleznable, frio, intrigante y falto de moral. Quien poseía la mayor funeraria de la región.

Por motivos personales y de simpatía, Pancho se empezó a relacionar con su tío Julián, el que era matarife y alcohólico. Fue a este pariente que Pancho identifico a su padre afectivo. Ya que su progenitor Hernán Veloso se quedo en Chile Chico y no mostro mayores indicios de acercamiento.

Pancho con el tiempo aparte de aprender el oficio de matarife, también aprendió el oficio de maquillador de cadáveres. Oficio u ocupación que perfecciono de la mano del Doctor Juan Robles, quien para Pancho Veloso paso a convertirse en su padre ideológico.

La trama del libro prosigue con diferencias familiares irreconciliables, con la muerte de su tío Julián, con el odio sin límites hacia su tío abuelo, con capítulos memorables sobre su iniciación sexual y posterior relación de amantes con Rosita.

Es un libro entretenido, que nos explica varias tradiciones del sur de Chile. Considerando que la mayoría de los habitantes de la XI región de Aysén son Colonos, desde Chilotes y varios inmigrantes extranjeros.

GREGORIO HERRERA CHACANA

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios