Artículo

Pablo Simonetti

La Barrera del Pudor

La Barrera del Pudor

Pablo Simonetti – Chileno

Me llamó demasiado la atención que durante todo le segundo semestre del año 2009, un libro fuese tan promocionado, tan proclamado, criticado en forma unánimemente positiva. Es el resumen de un logro mayor, debido a que Simonetti fue extremadamente valiente en plantear el sexo de a tres, me explico, un matrimonio socialmente normal y  que desarrolla actividades sexuales con  hombres ocasionales, y que después de 13 años de matrimonio prefieren dar por terminada su relación matrimonial.

Amelia, distinguida decoradora de interiores, mantiene un matrimonio frio y sin pasión con Ezequiel Barros, crítico literario. Este último es víctima de una disfunción sexual, entre la impotencia y la eyaculación precoz,  además de que no siente un mayor interés por Amelia.

Otra parte de la historia es que Ezequiel acepta que Amelia tuviese un nuevo amante, con la condición de ser parte del juego, situación que no logra concretarse con el primer amante reconocido de su mujer, el arquitecto y compañero de trabajo Bernardo Otero, pero en todo momento Ezequiel le critica la falta de  consideración y de moral a Amelia .

Después de un viaje a Estados Unidos nuestro conocido matrimonio, invita a comer y posteriormente al departamento a Lucien hombre joven,  tipo afroamericano, que es del  agrado de los tres para comenzar una relación sexual  en la cual Ezequiel no  solo se siente motivado, sino que extasiado al ver a su mujer en un  trió, lo goza, lo llena de satisfacción, incluso logra sus anheladas erecciones y sus consecuentes eyaculaciones.

Al volver a Santiago, regresan a sus tediosas vidas y en un próximo viaje a Buenos Aires, conocen al extravagante Orsino, con el cual después de un sesión de Alcohol y Drogas, el matrimonio vuelve a experimentar sexo de a tres, con la diferencia que en esta oportunidad, Orsino penetra por el recto a Amelia y esto también llena de plenitud a Ezequiel

En algún momento dado Amelia intenta reconquistar a Ezequiel, y tener una relación normal, pero a este último no le interesa, no le motiva. Quedo con un gusto a nuevas sensaciones. Amelia por su lado busca incesantemente un compañero y encuentra vía chat a un nuevo amante ocasional, Roque García. En el desenlace del libro nos encontramos con que Amelia preferirá a Roque, antes que a Ezequiel., dato curioso es que Roque reconocerá a Amelia como la supuesta impecable mujer de Ezequiel, pero esto no lo interesara aún sabiendo de las historias y aventuras como trió sexual de Amelia y Ezequiel, la diferencia radica en que Roque solo quiere a Amelia para si, es decir pese a toda la historia anterior  se enamora

El resto de las páginas son muy descriptivas, tiene una fuerte idea de autoflagelación y de autocrítica por parte de Amelia, los recorridos por su casa de playa, las instrucciones a Cesar su Jardinero, el ir a observar como rompen las olas contra las piedras.

Antes había leído la “razón de los amantes” de Simonetti, me gustó mucho más este que acabó de señalar, pero por ningún motivo descarto que sea un muy buen libro para leer, porque de una forma u otra nos plantea lo secreto y perverso que puede tener toda relación sexual y porque no decirlo también la intimidad matrimonial.

GREGORIO HERRERA CHACANA

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios