Artículo

JOSTEIN GAARDER

VITA BREVIS

                                                          

VITA BREVIS

JOSTEIN GAARDER-SUECO

 

Hace un tiempo atrás realice una pequeña critica al "Misterio del Solitario" de este mismo escritor. El contenido del presente libro es algo totalmente distinto, es el relato de las duras críticas que escribió Flora Exilia, concubina de San Agustín, si efectivamente el famoso teólogo y que escribió las rememoradas "Confesiones".

El relato de este libro se basa en los pensamientos de San Agustín del citado libro "Confesiones", pero a la vez es más importante aun los pensamientos y sentimientos de Flora Emilia, después de ser abandonada por nuestro conocido Santo, un dato que es más que importante es que en el año 373 D.C., engendraron un hijo Adeodato.

Entonces mi resumen se basara principalmente en los extractos de las Confesiones de San Agustín:

 

"iba abriéndose paso la noble dignidad de la continencia. Aparecía ante mi serena y sonriente, sin malicia. Recatada y delicadamente me invitaba a que me acercara a ella sin miedo, extendiendo sus piadosas manos hacia mi dispuestas a recibirme y abrazarme"

 

"Hallaba mis delicias únicamente en aquella exhortación. Sus Palabras eran un incentivo, una provocación, un revulsivo para que amara, buscara, alcanzara, conservara y abrazara no esta o aquella secta o escuela, sino la sabiduría misma"

 

"De la misma seducción  de los perfumes no me cuido demasiado. Ni los busco cuando no los tengo, ni los rechazo cuando los tengo, dispuesto como siempre estoy a verme privado de ellos"

 

"Si bien la razón de la comida y de la bebida es mantener la salud, esta lleva consigo un compañero peligroso e inseparable: El deleite"

 

"Quedo ajada mi hermosura y me convertí en un ser infecto antes tus ojos, por darle gusto a las complacencias personales"

 

"¿Que era lo que me deleitaba sino amar y ser amado? del cieno de mi concupiscencia y del manantial de mi pubertad subían nieblas espesas que oscurecían mi corazón, privándole de distinguir entre la clara luz del amor casto y la oscuridad de la lujuria. Amor y lujuria hervían juntos dentro de mí y arrastraban  mi corta edad hacia acantilados de vanos deseos, arengándome en un mar de pecados"

 

“Se lanzaba hacia fuera hecha una pura llaga, con la mezquina avidez de restregarse en las realidades sensibles. Ciertamente, si estas realidades no tuvieran Alama, no constituirían objeto de amor. Amar y ser amado era lo más dulce para mi, sobre todo si llegaba a gozar del cuerpo de la persona amada. Así ensuciaba la vena pura de la amistad con la inmundicia y nublaba su candor con la sombra tartárea de la lujuria"

 

"Ninguno de los dos nos inclinábamos, sino muy débilmente, por lo que hay de decoro y honestidad en el matrimonio, cual es la formación de una familia y la educación de los hijos. Estos objetivos tenían poco peso para nosotros. Lo que a mí me atormentaba y esclavizaba principalmente y con dureza era la costumbre de saciar mi pasión insaciable"

 

"Mi vida mundana me desagradaba profundamente y ya era para mí  una carga muy pesada"

 

"Me veía aun fuertemente encadenado a la mujer. Ya sé que el Apóstol no me prohibía el matrimonio, aunque me aconsejaba un estado mejor, al desear que todos los hombres fueran como él. Yo, en cambio, hombre más débil, estaba tentado a elegir el partido más fácil y esto mismo me impedía y retardaba una decisión sobre mis demás problemas. Estaba consumido y agotado por la angustia que me producía tener que reconocer, como algo inherente a la vida conyugal que tanto me atraía y arrastraba, que había otras cosas que no quería soportar"

 

"De este modo, mis dos voluntades, una vieja y otra nueva, una carnal y otra espiritual, luchaban entre sí, destrozando mi alma con su enfrentamiento"

 

"¿Es que no es poderosa tu mano, Dios omnipotente, para sanar todas las enfermedades de mi alma y extinguir  con una mayor profusión de tu gracia los movimientos lascivos de mis sueños?. Parta que mi alma, libre de la concupiscencia viscosa, vaya tras de ti  y no se rebele contra sí misma; para que ni aun en sueños cometa actos tan vergonzosos como la polución del cuerpo, junto con las imágenes sensuales, sino que ni siquiera consienta en ellas. Para ser todopoderoso como tú no es gran cosa, el hacer que ya nada me delate o me deleite tan poco que pueda rechazarlo fácilmente mientras duermo y se trate de un afecto puro".

 

Si resumimos o tratamos de extraer un pensamiento único sobre el conflicto de la concubina que mantuvo San Agustín, antes de dedicarse por completo a la religión, donde rechaza todo tipo de placer, se resiste a ello, los reniega, los rehúye. Desde un punto de vista  Laico, es decir ajeno a cualquier creencia religiosa, la postura de San Agustina puede resultar absolutamente exagerada, incluso considerando el hecho de que en esos tiempos no era mal visto que se mantuviera una concubina. De los pensamientos citados anteriormente no está demás pensar por un momento en el voto de celibato eclesiástico, mas aun que este año 2010 han vuelto a aparecer varios casos de pedofilia que no están aclarados del todo, es solo una reflexión, no una crítica, ni menos aprovechar la coyuntura actual, yo me declaro cristiano más que católico, trato de rezar diariamente y en más de dos ocasiones he cumplido Mandas bastante exigentes, pero no considero la religión como una obsesión, sino que un camino de perfeccionamiento espiritual.

Da que pensar este libro, da que pensar, en la pugna del placer y de la religión

Gregorio Herrera Chacana

 

                                                                                                                                                                                                                   

 

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios