Artículo

Carlos Franz

La prisionera

La prisionera

Carlos Franz – Chileno

A los que nos gusta leer, que para mi es algo similar a salir de este mundo y adentrarnos en otros totalmente nuevos; en este caso, La Prisionera es una serie de relatos en pampa hundida, al norte de chile.

Entre historias que se entrecruzan debajo del inclemente y voraz sol del desierto más árido del mundo, rescataré contenidos de los relatos que más me agradaron, debido a su fuerte concepto de las debilidades del ser  humano, mezcla de bajezas sexuales con niños salientes de la infancia, algunas muestras de homosexualismo en los primeros años de la vida, la religión mal entendida, mas como un castigo, que experimentada como un camino de perfección espiritual, estos son los relatos que mas me agradaron:

 

El ojo de Dios, es la narración de la relación de amor y odio entre el Prefecto Gálvez y el Cabro Román. Nos relata que en sus comienzos el policía cuidó, enseñó y formó al Cabro Román, pero de un día a otro – a causa de una enfermedad crónica de la hija del policía – Gálvez , en un brusco cambio de ánimo por la inestabilidad del contexto, desechó de su vida a su ahijado. El resentimiento creo en el cabro Román al más diestro y ágil contrabandista de la región. Dejándonos la historia con un final abierto, para que la incertidumbre se apodere del lector. Ya que el Cabro Román le enseñara al Prefecto todas las pistas del desierto para contrabandear la Droga, el relato se llama el ojo de Dios, por un satélite que esta las veinticuatro horas monitoreando el desierto, este artefacto de ultima generación pertenece a la DEA

La prisionera, acá se nos relata la historia del Juez  de pampa hundida Boris Mamani, que es citado al cuartel de Carabineros para conversar con la asistente judicial por la tutela de una asesina llamada Matilde; quien unos días atrás se habría acriminado contra su pareja, “El cara de hombre”. Lo más sorprendente es que el mismo Mamani reconoce en Matilde a una prostituta que conoció de apenas  16 años.  En La entrevista entre estos dos últimos personajes se despertará su olvidada pasión, llegando al absurdo en que ella le pedirá que la tome por esposa. Nuevamente nos encontramos con un final abierto, que dejará sin responder la pregunta de Matilde.

El resto de los relatos son también de extraordinaria calidad, trascendiendo tópicos como la relación entre el médico director de la posta de Pampa hundida y la nueva doctora, con la que comienza una relación sentimental y fuertemente sexual, hasta ser descubiertos por la conyugué del Director;  la historia del traslado de un ataúd por el desierto, ya que la Colonia española residente en la Zona no busca una más digna sepultura; las últimas conclusiones de la vida personal y profesional de un juez, enfrentado a sus principios profesionales, en contra de la alicaída relación familiar con un grupo consanguíneo que  no vive con el ; la historia que transcurre en torno a un sacerdote y un delincuente, donde al finalizar la historia queda claro que cuando niños ambos dos habían tenido una iniciación sexual

Carlos Franz en estas líneas nos da a conocer la cara cruel, despiadada, inhumana, fría y un tanto egoísta de cada uno de sus personajes. Es un muy buen libro que tiene todos los atributos para ser recomendado.

GREGORIO HERRERA CHACANA

Gregorio Herrera Chacana
Espiritualidad y Energía

 

Servicios